Publicado en marzo

El reverso de la historia

O que ocurre cuando cerramos un cuento?

Un dia, en una fresca mañana la liebre salió de su casa. Aún se frotaba los ojos cuando vio venir a la tortuga como cada día a pasitos uno dos uno dos…

Ahí la tienes, pensó, no se cansa y uno dos uno dos.

La liebre saludo: buenos dias amiga, hoy parece que vas temprano. Dentro de un rato saldré yo.

La tortuga respondió: salí antes por qué estoy resfriada y tengo dolor, hoy me duele hasta el caparazón.

La liebre siempre alegre y simpática le ofrecio: ven pasa un a mi casa te voy hacer café calentito y descansa mujer. Nadie se va enterar con tal de que yo me dejé ganar.

Asi fue como las dos se sentaron a la mesa y entablaron conversación.

~ Estoy cansada de ganar todos los días igual. Por qué tengo que ganar si soy tranquila, ser lenta esta en mi yo esencial.

– Y yo, dijo la liebre, estoy hecha para correr, correr y correr. Ser rápida es mi natural. Tu no sabes lo que me cuesta a cada poco pararme a charlar. Entiende amiga tortuga, no es el hecho de ganar, yo necesito correr hasta no poder más.

La tortuga se soñó la nariz y mirando a la liebre unos segundos…y rompió su silencio: “esto tiene que cambiar”

– Que te parece liebre, si hoy me quedo aquí calentita en este sillón tan cómodo y te vas tú y ganas la carrera.

Las dos amigas se echaron a reír…ja ja ja

– ¿De verdad lo dices??

Asi fue como ese día la liebre corrió y corrio y llego a la meta gloriosa.

El desconcierto fue supino. Los allí presentes no sabían si aplaudir o abuchear.

La liebre giró sobre sí misma mirando a los que allí estaban, se encogió de hombros a la vez doblando los codos subio las manos con las palmas haca el cielo.  “Hoy salió así” parecía decir..

El tiempo se paró,se miraban unos a otros, sin emitir voz. Y de repente se armo el bullicio. …

….El gato con botas lanzó sus botas a la rama de un árbol y se quedó en gato. …Cenicienta abrazo al flautista de Hamelin, y este regaló su flauta Pinocho…..que se puso a tocar y a su llamada audieron  los tres cerditos…Al principe se le vio alejarse en un blanco corcel al galope no iba solo, pocahontas iba con el….

La liebre se tapo la cara con las manos , ¡que he hecho!!

Abrio dos dedos y asomo un ojo , así vio como la madrastra le daba un beso a Blanca Nieves mientras le colocaba el pelo tras las orejas, y allí quedaron abrazadas las dos mientras la liebre salió corriendo  para casa.

No me va creer.no me va creer, iba pensando según se alejaba.

 

y colorín colorado este cuento no se ha acabado….no ha hecho más que empezar

 

👮tu👩‍🎓eres👨‍🌾el💂🏼protagonista👩‍🏫de🕵🏼‍♀️tu👲🏻historia👩🏻‍🎤

👨‍🚀haz👨‍🚀aquello👨‍🔬que👨‍⚖️te👨‍🏭haga👩🏻‍🍳feliz🤴🏻

🐇🐇🐇🐇🐇🐇¡buenos dias!🐢🐢🐢🐢🐢🐢

Anuncios

Autor:

¿Que se necesita para ser feliz? Simplemente, ganas de vivir.