Publicado en mayo

Regalo para…

… una madre

margarita al sol
Feliz día de la madre

No he conseguido que mis hijos me digan mamá. Desde pequeños me llamaron por el nombre, aun cuando no lo sabían apenas pronunciar. No se, yo intenté que juntaran las letras m con a y luego ma con ma. Pero lo dejé por imposible. Solo en una ocasión, dolorosa ocasión, cuando a mi hijo mayor le quitaron los puntos de una herida, me tape los oídos en la sala de espera para no oír … y oí mamaaa!!!

Buena o mala madre solo hay una, y digo esto porque recuerdo que cuando me los subía a casa después de una tarde de juego en el parque con los otros niños, el pequeño me decía eres una “mama mala” . Algunos vecinos de entonces se acuerdan de aquello cuando ahora me ven.

Que bien lo pasamos leyendo todas las noches. De ese tiempo tengo bellísimos recuerdos, que compartí con vosotros otro día en   “Pienso mesa y digo silla”  . Llegó a casa con motivo de regalo de comunión un libro del Quijote para niños. Pues pese a la circunstancia de que en aquellos años dabas la vuelta a una esquina y te regalaban un ejemplar del Quijote con motivo del quinto centenario, medida que nos hizo aborrecer tan genial obra. Aquel Quijote para niños nos gustó mucho, si digo nos gustó porque ellos se dormían antes de terminar el capítulo y me los terminaba ya no podía dejarlo. Pero al día siguiente eran otra vez los mismos personajes y antes de empezar el capítulo les contaba el final del anterior.

Y vienen a mi mente algunos días pasados en la playa cuando íbamos a por un inflable mas grande que el del año anterior para jugar en el agua.

Y así mas reciente recuerdo como me quedé  cuando los deje en el aeropuerto y los vi irse solos… ¿no iras a llorar? y si ya iba, pero no lo hice.

Y de estas fechas, hace poco, pasamos un día juntos por Madrid, y yo  me despisto mucho y son ellos los que ahora parecen llevarme a mí. No aceptan cuando les digo que al hacernos mayores encojemos y yo ya he empezado a encoger. Pasamos un buen día, por la tarde tenían entradas para un partido de fútbol y los esperé dando una vuelta. Al acabar me llaman que hay mucha gente en el metro que si nos recojes, y pienso se creen que tengo una varita mágica? que yo no se ir, que no he ido nunca. Bueno pues fui.

El tiempo nos hace mayores a unos y a otros. Y vamos cambiando, van cambiando los papeles. Una tarde que fui al trabajo en autobús, al salir me llamó mi hijo para preguntarme si iba a buscarme, y me quedé pensando: ” que es esto, el mundo al revés? ” . Efectivamente es al revés, según va girando la Tierra unas veces vamos de pie y otras cabezabajo.

La vida no es ver crecer a tus hijos es crecer con ellos tu también.

Nosotros no somos de hacernos regalos y menos por día padre o día madre. Así traigo mi regalo que hago extensivo padres, madres e hijos, es un poquito de música que espero os guste.

100 bandas sonoras de películas

Que paséis un bonito día.

¡Felicidades a las mamas!

Anuncios

Autor:

¿Que se necesita para ser feliz? Simplemente, ganas de vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s